• Nestor Camacho Lozada

¡Porqué deberías tomar COLD BREW este verano!...

El calor no da tregua y no la dará por un buen rato, esto nos pone en predicamentos a todos los que como yo adoramos el delicioso sabor del café. El verano no debe detenerte de poder disfrutar de una buena dosis de cafeína y por eso te comparto estos consejos para disfrutar al máximo una de las más reciente tendencias en café; el cold brew.


El cold brew es como su nombre lo indica, una infusión fría de café, pero ¿Qué lo hace especial? Bien, en principio la idea podría parecer rimbombante, pues las diferentes formas en las que se puede preparar el cold brew resultan más laboriosas, en muchos casos que solo preparar una taza de café a estilo tradicional y dejarla enfriar. En realidad, la forma en la que se prepara busca resaltar algunos sabores específicos; en términos generales tenemos un café mas brillante, mas dulce y afrutado, evitaremos así las características más “tostadas” del café obteniendo justo lo que necesitamos, una bebida refrescante.


Esto es lo que necesitas saber para preparar el mejor cold brew.

1. El café

Lo mas importante es usar el mejor café para tener así el mejor cold brew, un café con tueste medio podrá ser mas afrutado y refrescante y podrá mezclarse mejor con frutas y hierbas mientras que un tueste un poco más tostado resultará en un cold brew más especiado siendo ideal para bebidas frías con leche y especias. Todo dependerá de tus gustos y del café que más disfrutes.

2. La preparación

Se suelen usar dos mecanismos para preparar cold brew, el primero se conoce como inmersión y el segundo como goteo; para preparar café por goteo existen una gran variedad de cafeteras que te ayudaran a cumplir con tus expectativas, en todas ellas la idea es colocar el café molido en un filtro que puede ser de papel o de algún otro material y hacer pasar agua a través de esta cama de café molido, el resultado es una bebida brillante y avinada; por otro lado preparar cold brew por inmersión suele ser mas sencillo, en realidad no necesitas una cafetera especial pues puedes prepararlo en cualquier recipiente, aquí la idea es dejar en reposo el café molido en el recipiente con agua y al final filtrarlo, esto lo puedes hacer con un filtro de papel común para cafetera o con una tela de algodón que elimine todos los sedimentos de tu bebida. En este caso el cold brew resulta ser un poco más dulce, aunque no tan cristalino.


Mientras estas infusionando tu café, puedes mantener el recipiente a temperatura ambiente(20-25°) o bien en refrigeración(4°), los resultados serán distintos pero una vez más, esto se trata de que busques los mejores resultados para ti.

3. El tiempo

Comúnmente la preparación de cold brew requiere de más tiempo que una taza normal, el tiempo puede ir de unas 6 horas hasta 24, esto depende la cantidad de café que preparas, del tipo de café que quieres preparar (muy concentrado o mas ligero) y del tamaño del molido de tu grano y del café que estas utilizando (algunos cafés pueden requerir de más tiempo para solubilizarse).

Como punto de partida podrías tomar en cuenta que para una preparación en inmersión con un café con molienda media (muy parecido al usado para café americano, como azúcar mascabado) podrías empezar con una preparación de 12 horas, en cambio para una molienda mas fina (como sal de mesa) podrías usar unas 6 u 8 horas, por otro lado para un café con molienda gruesa (algo así como la usada para la prensa francesa, como sal de mar) unas 16 a 24 horas le irían bien.


El tiempo también dependerá de la temperatura en la que prepares tu cold brew como regla general, si lo preparas en refrigeración tardará un poco más, pero el resultado podrá ser más afrutado. Todo es un ejercicio de prueba y error en el que tendrás que preparar algunas tandas y probarlas hasta que logres el sabor que buscas.

4. Como te lo vas a tomar

El cold brew resulta muy refrescante solo o con hielo, puedes conservarlo en refrigeración para mantenerlo fresco y te durara al menos unos 4 días. Por su sabor también resulta ideal para combinar, estas son algunas recomendaciones:

  • Mezcla tu cold brew en partes iguales con leche o con cualquier sustituto vegetal y hielo, o bien has hielos con cold brew y ponlos en un vaso de leche.

  • Por su sabor puede combinar muy bien con jugos de fruta natural, como jugo de arándano, de toronja, de fresa, de naranja, y lo que sea, un poco de hielo y algunas hierbas frescas como menta o lavanda le sentaran de maravilla.

  • Un toque de agua mineral carbonatada o agua tónica y hielo se llevan genial.

  • También puedes probar poniendo algunas especias en la botella después de filtrarlo y tendrás un muy buen café especiado refrescante.

Con el cold brew no hay reglas escritas, atrévete a probar , a descubrir y lo mas importante, a disfrutar.




30 vistas
whatsapp-logo-1.png

©2020 by Devitare.