• Ing. Bere Jaramillo

Suculentas. 8 Tips básicos que debes saber.

Si te gustan las plantas suculentas, hay ciertos factores y cuidados que debes aprender para tener éxito rotundo en cuidarlas y coleccionarlas. En esta ocasión me gustaría compartir lo que, desde mi experiencia, es básico para no claudicar en el intento. Los cuidados que les voy a en listar a continuación, varían para todos ya que dependerá mucho del lugar donde vivas y las condiciones climáticas a las que expondrás a las plantitas, por ello seguir estas recomendaciones te ayudará a encontrar los cuidados adecuados para tus plantas en las condiciones particulares del espacio que las albergarán.

TIP #1 - EL RIEGO ADECUADO “MENOS ES MÁS”

Se tiene la idea de que las suculentas suelen ser sumamente resistentes, sin embargo esto no aplica a todas las variedades y especies por lo cual es muy común que al adoptarlas te lleves una gran decepción y quizás no sepas que fue lo que pasó.

Por la naturaleza de las mismas, las suculentas resisten mucho mejor la sequía que el exceso de agua, es algo que siempre hay que tener en mente, sobre todo cuando tenemos la duda de si debemos regar o no regar.

La clave es hacer riegos profundos (hasta que empiece a salir el agua por los orificios de drenaje de la maceta), empaparlas bien pero con poca frecuencia, teniendo que esperar así a que el sustrato se seque por completo antes de volver a regar. Para esto puede ser funcional clavar un palito y ver si aún hay humedad o bien metiendo el dedo unos 3 cm y verificar si esta seca la tierra.

La frecuencia de riego puede cambiar en las diferentes estaciones del año debiendo ser más frecuentes los riegos en el verano (cada 7 a 10 días aproximadamente) y en invierno con menor frecuencia (1 a 2 veces al mes aproximadamente).

TIP #2 - LA ILUMINACIÓN ES CLAVE

Después de conocerlas tan de cerca, mi mayor recomendación es que te asegures que reciban por lo menos 6 horas de luz solar indirecta al día. Si son plantas maduras (adultas) la luz solar puede ser directa sin embargo si son plantas jóvenes, recién trasplantadas o plantas recién propagadas por esqueje, la luz solar directa podría causarles quemaduras irreversibles.

Cuando compres una planta en algún invernadero o mercado, asegúrate de preguntar u observar bajo que condiciones de luz las tenían ya que, me llegó a suceder, que compré una suculenta hermosa, llegue a mi casa y la puse con las demás que tengo y se quemaban sorpesivamente siendo especies que resisten bien el sol. Esto ocurre porque el lugar al que estaban acostumbradas era menos directa la luz solar por lo que en estos casos te sugiero ponerlas en condiciones similares de iluminación y paulatinamente irlas pasando a luz directa hasta que puedan tolerarla sin que esto vaya a lastimarlas. Las plantas pueden irse acostumbrando poco a poco a periodos más largos de luz solar directa.

Si tienes la posibilidad, colócalas en una ventana o lugar que tenga una exposición solar orientada al sur o al oeste, esto te dará la horas ideales de iluminación y en los horarios más adecuados donde la intensidad del sol es menor.

TIP #3 – EL SUSTRATO ES CLAVE

En muchas ocasiones cuando compramos nuestras suculentas en lugares que no están especializados en suculentas, suelen contener una mezcla inapropiada de tierra que no es la ideal para ellas. Te recomiendo siempre revisar que el sustrato que traen y en caso necesario deberás reemplazarlo por una mezcla especial para cactus y suculentas, ya sea que la prepares tu o que la compres ya hecha. Te recomiendo que la tierra tenga por lo menos un 60% mineral (tierras arenosas y porosas) y un 40% orgánico.

Esto será indispensable para evitar que la tierra permanezca demasiado húmeda y en consecuencia propiciar la pudrición de las raíces. Lo ideal es revisar que el sustrato que le pongas le permita secarse por completo en no más de 2 días.

TIP #4 – OBSERVA SU CRECIMIENTO


Es importante que las observes frecuentemente, aprovecha los momentos de riego para revisarlas, esto pudiera ser clave para detectar a tiempo algún problema o enfermedad. Si las hojas empiezan a marchitarse o se ponen marrones y crujientes de los bordes es señal de que necesitan más agua. Si sus hojas se tornan amarillas o negras es probable que se estén pudriendo por el exceso de riego. Así mismo puedas encontrar algún gusano o plaga que puedas tratar a tiempo. Por otro lado, si notas que comienzan a estirarse y perder su forma compacta, será urgente moverlas a algún lugar con más luz o si aparecen manchas cafés podrían estarse quemando por el sol.




TIP #5 – PROPÁGALAS

La propagación es uno de mis temas favoritos ya que existen muchas maneras de reproducirlas y de crear nuevas plantas ya sea mediante hojas, esquejes, hijuelos o semillas. Verás como en poco tiempo podrás tener un pequeño ejército de suculentas. Más adelante les compartiré un artículo para explicar con detalle como pueden hacer estos diferentes métodos de propagación.

Te enamorarás de la facilidad con que se reproducen y de lo productivas que pueden ser estas hermosas suculentas.


TIP #6 - TRASPLÁNTALAS CUANDO LO NECESITEN

Te sugiero evaluar la posibilidad de trasplante una vez que las compras, en muchas ocasiones vienen en macetas muy pequeñas para el tamaño que tienen o en algunos casos no traen maceta, las venden en bolsas de plástico. Ten siempre presente que la maceta y un sustrato adecuado serán quienes le permitirán tener un hogar apropiado para su óptimo y feliz crecimiento.

Un tema importante al momento de elegir la maceta a donde trasplantemos es asegurarnos de que tenga orificios de drenaje para evitar el encharcamiento del agua en su interior. Puedes ser tan creativo como quieras, utiliza latas, cajas de madera, tazas y hasta algún objeto viejo que tenga un hueco para albergar el sustrato.

En caso de que la maceta no tenga la posibilidad de hacerle un orificio, te sugiero colocar una capa de rocas al fondo de la maceta antes de plantarla para tener un espacio donde caiga el exceso de agua sin humedecer la tierra.

Ya que tengas la maceta, saca la planta y retira la tierra original hasta dejar cuidadosamente descubiertas las raíces, colócala en la maceta nueva con el sustrato adecuado, déjala reposar por 2 días antes de regarla por primera vez, pueden haber algunas heridas en la plantita producto del trasplante que propicien la pudrición.

TIP #7 – FERTILÍZALAS


El momento ideal para fertilizarlas es durante el trasplante, te sugiero utilizar fertilizantes orgánicos de liberación lenta, lo deberás colocar en el sustrato. El fertilizante ayudara mucho a que crezcan y se mantengan libres de enfermedades. Hazlo dos veces al año, es más que suficiente.

TIP #8 - CUIDADOS EN INVIERNO

Lo ideal seria meterlas, ya sea dentro de la casa o bien en algún lugar techado que impida que les caigan las heladas, si esto no es posible te sugiero ponerles una malla antiheladas por las noches, te ayudará a cubrirlas y evitar que el frío las pueda lastimar. La mayoría de las especies de suculentas resisten temperaturas de -5 ° como máximo, sin embargo hay especies particulares que no lo resistirán, en el caso de que no tengas claro cuales si y cuales no, es mejor tomar la precaución.

Muchas suculentas permanecen inactivas en invierno razón por la cual se debe reducir la frecuencia de riego, siendo ideal regar entre 1 y 2 veces al mes para la mayoría de las especies de suculentas. Las 6 horas diarias de luz debe de mantenerse en esta época del año, recuerda que ellas dependen mucho de esta exposición solar.

Y no te asustes, es común que durante esta fase de inactividad algunas pierdan algunas hojas, se cierren las rosetas, sus colores se vuelven más pálidos, una vez llegando la primavera, volverán a brillar.


¡Mucho éxito en el cuidado de tus suculentas!

Berenice Jaramillo Peralta

Ing. En Sistemas Computacionales

Diseño y Arte Natural

Suculart


79 vistas
whatsapp-logo-1.png

©2020 by Devitare.