• Psicoterapeuta Tere Minutti

Regreso a clases en la Nueva Realidad

Experimentar cambios en nuestra vida y nuestro entorno siempre representa un desafío, requiere poner a trabajar nuestra creatividad y desarrollar habilidades para adaptarnos a lo nuevo.

Esto es cierto en especial para los adolescentes, quienes ya están viviendo un puñado de cambios biopsicosociales y ahora, además tienen que adaptarse a las circunstancias que nos obliga a llevar esta nueva realidad por la pandemia que estamos viviendo.




El panorama desde hace unos meses

Estos últimos meses han estado siendo un periodo difícil para muchos adolescentes y sus familias. Para algunos chicos estar apartados de sus amigos y sus actividades normales ha venido acompañado de sensaciones de aislamiento y tristeza, poder continuar con las clases virtuales permite que siga su aprendizaje y también pone de manifiesto que algunos chicos requieren mayor apoyo en la comprensión de algunos temas, he escuchado padres enfrentándose a la frustración de que su hijo “no hace las cosas de la escuela como deben ser” al no aceptar que su adolescente tiene sus propias maneras de resolver.


También hay más momentos de inactividad o lo que los adultos llamamos “perder el tiempo” que pueden generar discusiones con mamá y papá, acceso más frecuente a medios electrónicos que a veces tienen inmersos por largos ratos a los adolescentes y que bien aprovechados, también los pueden ayudar a descubrir algunas destrezas que no sabían de sí mismos. Ha habido otros tantos que se han tenido que enfrentar a nuevas normas y actividades hogareñas en las que antes no participaban porque la realidad familiar se modificó tras la pérdida de algún ser querido, así pues, existen muchas circunstancias a las que cada familia se ha ido amoldando y resolviendo de la mejor manera posible.


¿Qué viene ahora?

No lo sabemos, pero no te desanimes cuando me leas diciendo esto, me parece necesario que tomemos esta incertidumbre acompañándonos de la paciencia y la creatividad.

Es cierto que aún la situación sanitaria no nos permite decir con seguridad cuándo todo se podrá sentir un poco más normal, por ejemplo, no hay una fecha en que se pueda regresar a las clases presenciales, sin embargo el ciclo escolar nuevo está cercano a comenzar. Para muchos adolescentes esto representa iniciar una nueva etapa, ya sea comenzando la escuela secundaria, bachillerato o licenciatura.


Tendrán que pasar por ese cambio en el que conoces a nuevos amigos, nuevos profesores, nuevas dificultades con ciertas materias y por el momento, todo eso será de manera virtual. ¿Te imaginas? Pienso que definitivamente esa forma de comienzo tendrá un impacto en ellos, puede ser que a los más reservados les parezca una gran idea no tener que interactuar en persona con la nueva escuela y que para los más extrovertidos sea como seguir encerrados en una jaula o tal vez se adapten de lo más fácil, no hay un libro que nos diga cómo sucederá, por eso es importante que te mantengas atenta/o.


Necesitarán de un adulto que esté ahí, no necesariamente guiándolo, pero si acompañando su proceso de cambio, motivándolo a perseguir sus sueños y también poniéndole nuevos retos. Mantente lo suficientemente cerca para escucharle y apoyarle, y lo suficientemente lejos para permitirle que descubra sus habilidades, capacidades y pasiones.



whatsapp-logo-1.png

©2020 by Devitare.