• EllieMendoza

¡Has tu delicioso Pan de Muerto!

¡Hola! ¿Cómo has estado? Yo muy bien, tratando de cumplir con todos mis deberes y muy contenta porque ¡ya iniciamos con la recta final del año! y vienen días de celebraciones, un poco diferentes tal vez, pero en el centro comercial y en comercios locales ya empezamos a ver ¡adornos navideños!


Pero no nos adelantemos tanto, primero está el día de muertos, una de las tradiciones más representativas de nuestro país; que personalmente amo (tanto como navidad, que es mi celebración favorita después de mi cumpleaños) puesto que el pan de muerto es uno de mis panes preferidos, y aunque lo encontramos desde julio en algunas panaderías; por estos días ya está en todos lados y eso es algo que me encanta porque hay muchos estilos y cada panadero pone su toque personal en sus creaciones, que vale la pena probar.



Siempre que tengo oportunidad de salir de casa visito una panadería nueva en la búsqueda del pan de muerto perfecto, me he llevado muchas decepciones y otras no tanto.


Te he contado que yo soy pastelera de profesión (panadera de corazón), y aunque sea difícil de creer, el pan casi no me sale, me queda duro o no sube nada, pero el sabor es muy bueno (mi hermana dice que son mis ansias de pan que no lo dejan subir), he intentado muchas recetas sin gran éxito, hasta que obtuve una que te quiero compartir, a la que le hice algunos ajustes a mi conveniencia, y que en mi pastelería les ha agradado mucho a los clientes.


Es una receta un poco más compleja que todas las que te he compartido, pero valdrá la pena que saques tus dotes de panadero.

Ingredientes:

  • 1 kilo de harina

  • 20 gramos de sal

  • 200 gramos de azúcar

  • 6 piezas de huevo

  • 50 gramos de levadura fresca

  • 160 gramos de mantequilla (gloria, alpura de preferencia)

  • 100 gramos de margarina (iberia, primavera son las más comunes)

  • 1 lata de leche evaporada

  • 1 tapa de esencia de azahar, se pueden usar 2, pero no recomiendo más porque puede dejar un sabor desagradable en el pan

  • La ralladura de una naranja

Procedimiento:


1. En batidora: agregar todos los ingredientes en la batidora, menos la leche, esa se agrega poco a poco para que no se tire. Batir a velocidad media por unos 30 o 40 minutos, hasta que al tomar un poco de la masa y estirarla no se rompa y quede delgada, además de que se despegue fácil de los dedos. Dejar reposar en un recipiente un poco engrasado, taparla con un trapo húmedo o film a que doble su volumen.



2. A mano: hacer una fuente con la harina, en la orilla colocar azúcar y sal, en el centro poner el resto de los ingredientes a temperatura ambiente para que no cueste trabajo integrar la grasa, aquí puedes poner de media a tres cuartos de lata de leche. Batir hasta obtener las mismas características de la anterior, reservarla también a que doble su volumen


3. Precalentar el horno a 180°.


4. Formar bolitas de 90 gramos y ponerlas en una charola previamente engrasada, aplastarlas un poco y tomar otras 3 bolitas de 10 gramos aproximadamente con dos de ellas formar los huesitos con ayuda de los dedos, y la otra ponerla al centro. Dejar que vuelvan a doblar su tamaño y hornearlas.



5. Una vez afuera del horno dejar que enfríe un poco el pan, derretir mantequilla colocarla arriba del pan con ayuda de una brocha y espolvorear azúcar.


6. Disfruta =)




Con esta receta me salen 16 piezas más o menos si quieres menos cantidad divide la receta y has el mismo procedimiento.


Espero que disfrutes este pan tanto como yo. Si tienes alguna duda no dudes en contactarme. Quedo pendiente de tus comentarios. Cuídate mucho y nos leemos en el grupo.


Nadia Rodríguez

Pastelería Vanila




whatsapp-logo-1.png

©2020 by Devitare.