¿Estresada? Inhala Lavanda y exhala estrés...


Si estas atravesando justo uno de esos días donde todo se complica y parece un círculo infinito de situaciones difíciles, quiero darte el tip mágico de tener un aceite esencial de lavanda a la mano.


El aceite esencial de Lavanda es considerado uno de los aceites básicos, ya que tiene muchas propiedades que favorecen tanto al cuerpo como la mente. Su nota floral maravillosamente calmante te transporta a un espacio de paz y tranquilidad.


Regálate un minuto y realiza el siguiente ejercicio, verás como todo comienza a cambiar: pon dos o tres gotas de aceite esencial de lavanda en la palma de tu mano, frota con ambas manos y acércate las manos a la nariz, imagina que al respirar el floral aroma inhalas una luz muy blanca que va llenando poco a poco tu cuerpo y cuando exhales por la boca, imagina que sale vapor de color negro junto con todas tus preocupaciones o emociones negativas. Repite