Aprende a propagar tus suculentas

¿CÓMO PUEDO PROPAGAR MIS SUCULENTAS? - PARTE 1

Hemos llegado a uno de mis temas favoritos, la reproducción de las suculentas, simplemente es fascinante y maravilloso este proceso.

Las plantas suculentas son sumamente nobles y productivas, un espectáculo hermoso del cual podrás ser testigo y partícipe.

Me gustaría comenzar hablando de las diferentes maneras que existen para reproducirlas, así podrás probar las alternativas y decidir qué es lo mejor para ti, para la especie con la que trabajarás y para lo que deseas lograr.



Son 6 las formas básicas que conozco y uso habitualmente en la propagación de mis suculentas:

- Propagación por división

- Propagación por hoja

- Propagación por esqueje

- Propagación en agua

- Propagación por decapitación

- Propagación por semilla


No todos los métodos se pueden usar con todas las especies y habrá métodos que sean más sencillos que otros para determinadas especies. Por ejemplo, las Haworthias no podrán reproducirse por hoja, sin embargo si por división de hijuelos.



TIEMPOS DE PROPAGACIÓN Y TASA DE ÉXITO


Son muchos los factores que juegan en los diferentes métodos de propagación, por ello debemos tener en cuenta lo siguiente:


Clima o estación del año: En invierno los procesos de propagación se vuelven más lentos, esto debido a que la muchas de las especies entran en periodo de reposo.


Especie y hoja: Este factor es un poco impredecible, por un lado hay especies que son de desarrollo más lento pero por otro lado encontramos por ejemplo que dentro de un mismo grupo de hojas de una misma especie, el comportamiento en su desarrollo puede variar, unas brotan muy rápido y a otras les toma muchísimo tiempo para desarrollar un hijuelo.


Pudrición: En algunas ocasiones, ya sea por el ambiente o el manejo que dimos tanto a las hojas como a los esquejes, podría causar pudrición y disminuir la tasa de éxito de nuestras propagaciones.


Paciencia y cuidados: Este tipo de procesos requieren de cuidados y paciencia, descuidos en las condiciones que demos podrían arruinar la propagación por lo que se requiere de mucha paciencia para que las plantas logren su desarrollo de manera exitosa.


No todas las propagaciones serán exitosas: Esto hay que tenerlo en cuenta, aun tomando todos los cuidados, debemos considerar y no decepcionarnos si algunos de nuestros intentos fracasan.


Antes de considerarse una planta adulta: Debemos tomar en cuenta que todos los métodos de propagación comienzan a desarrollarse en una fase inmadura, no es hasta que una planta toma buen tamaño y se encuentra completamente enraizada que se le puede considerar una planta adulta, mientras no esté en este punto, nuestras plantas dependerán completamente de nuestros cuidados ya que aun no son muy resistentes.


En esta primera parte de mi artículo exploraremos algunos de los métodos mencionados:


PROPAGACIÓN POR DIVISIÓN:


Los hijuelos son pequeñas plantas que crecen en la base de la planta principal o mejor conocida como planta madre.


PASOS:


a) Debes poner atención en el tamaño del hijuelo para poder decidir si es lo suficientemente grande y fuerte para poder sobrevivir sin la planta madre.

b) Una vez que has seleccionado el hijuelo que vas a separar, deberás preparar una navaja, tijeras de jardín o cuchillo bien afilado y bien desinfectado con alcohol aunque pudiera darse el caso de que puedas desprender girando suavemente al hijuelo, esto ocurre cuando su tallo no es tan grueso y puede desprenderse fácilmente.


c) Debes de tener mucho cuidado al separarla, la mayoría de los hijuelos aun cuando están pegados a la madre suelen ya tener raíces. Cuida de no afectar las si es que las tuviera, esto ayudará a que el proceso sea más rápido ya que no comenzará de cero a desarrollar raíces.


d) Tendrás que dejar cicatrizar de 3 a 5 días el corte del hijuelo y te sugiero colocar un poco de azufre en polvo para evitar infección y como consecuencia pudrición del mismo. Durante estos días, deberás tener al hijuelo en la sombra.


e) Una vez cicatrizado el corte, deberás sembrar el hijuelo en sustrato especial para suculentas.


f) Por ahora es importante tomar en cuenta que la plántula aun no tiene raíces por lo que tendremos que hacer riegos con atomizador un día sí y un día no durante las primeras 3 o 4 semanas hasta que sus raíces se desarrollen. Lo importante es que sus riegos no sean tan abundantes en este periodo de tiempo.


g) Pasadas estas 3 o 4 semanas tendrás una planta con raíces, fuerte y completamente independiente.




Maravilloso ¿no? Ahora tanto esta plantita como la planta madre podrán crecer mucho mejor ya que al estar compartiendo recursos, ambas limitan su capacidad de desarrollo, una vez despegadas ambas se desarrollarán con más fuerza.


PROPAGACIÓN POR MEDIO DE HOJAS:


Si, tal y como lo leíste, podemos propagar nuestras suculentas mediante hojas, un deleite ver cómo nace una suculenta a partir de una hoja de la planta madre.

Casi todas las especies de suculentas se pueden propagar por este método, sin embargo hay algunas excepciones.



PASOS:


a) Es sumamente importante seleccionar hojas saludables, ya sea que se haya caído al manipular la planta o bien desprenderla de la planta madre, te sugiero siempre arrancarlas de la parte de abajo de la suculenta.


b) Al arrancar la hoja debes asegurarte de arrancarla completamente pegada al tallo, ya que si por alguna razón la trozas y queda un pedacito en el tallo, el proceso no funcionará. Te sugiero comenzar a girar lentamente la hoja hasta que se desprenda, no la jales ya que esto podría causar que se rasgue.


c) Coloca las hojas con las que vas a trabajar sobre sustrato especial para suculentas seco, cuida de no enterrar la punta, el extremo donde está el corte de la hoja no debe tocar el sustrato, de ahí es donde brotarán raíces que posteriormente buscarán su camino hacia la tierra. Te sugiero utilizar charolitas de unicel o plástico con poca profundidad, para que no ocupes tanta tierra, finalmente solo requieren de poca profundidad para sus pequeñas raíces.


d) Deja pasar unos 3 días antes de comenzar a regar y cuando comiences tus riegos, riega un día sí y un día no con atomizador para no inundar el sustrato ya que esto podría causar pudrición en las hojas. Riega así por unas 4 a 6 semanas.


e) Y de repente, ¡sorpresa! verás como comienzan a brotar raíces de la punta así como una mini planta de la misma especie de la madre que comenzará a crecer alimentándose de la hoja en lo que sus raíces son fuertes y pueden alimentarla.



f) Te sugiero dejar que crezcan unos 2 a 3 cm de diámetro para poder trasplantarlas a alguna otra maceta, esto nos garantiza que la planta esta fuerte y que sobrevivirá en otras condiciones. En este proceso observarás como la hoja por donde todo comenzó finalmente se seca, deja de alimentar a la planta bebé y ahora puede alimentarse por si misma con sus raíces.




Por ahora tienes mucha tarea para comenzar a propagar tus suculentas, en mi próximo artículo me adentraré en los demás procesos, iremos paso a paso, esto segura se enamorarán aun más de estas hermosas plantitas.


Berenice Jaramillo Peralta

Ing. En Sistemas Computacionales

Diseño y Arte Natural

Suculart


Sígueme en Facebook







72 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo